Historia

Chiquilistlán es un pueblo y municipio del estado de Jalisco de la Región Sierra de Amula. 

Toponimia:   

Chiquilistlán se deriva del nombre náhuatl “Chiquilizintli” que significa cigarra y de “Tlán” (lugar), lo que se interpreta como “Lugar de Cigarras” y que se representa de acuerdo a la toponimia náhuatl con los símbolos de “chiquilíchtli” (cigarra), y “tlántli”(diente).

Reseña histórica: 

Los primeros habitantes fueron cocas y cazcanes, pertenecían al reino de Tzaullan (Sayula). En la Guerra del Salitre participaron al lado del rey de Colima quien se cobró cara la ayuda, sojuzgándolos y obligándolos a pagarle tributo.

 Entre los naturales la suprema autoridad la ejercía el más anciano, al que denominaban Prioste y obedecían sus órdenes sumisamente.

Los primeros españoles que se establecieron en el poblado pertenecían a las familias Vizcaíno. Durante la colonia fue estancia de Sayula, cabecera de la Provincia de Ávalos.

La labor de evangelizar a los naturales estuvo a cargo de Fray Juan de Padilla, fray Miguel de Bolonia y fray Francisco de Pastrana.

 En 1563 el virrey don Luis de Velasco les concede la marcación de linderos para poseer pacíficamente sus tierras, nombrando a don Juan de Aviña Espinoza para realizarla.

A finales de la antepasada centuria y principios de la pasada, la minería alcanzó notorio incremento. Hallándose el poblado asentado en los ramales de la sierra de Tapalpa, se explotaban yacimientos de plata, oro, hierro, mercurio o azoque y cobre; así como piedra  de cal y materia prima para cemento.

La principal fundición se estableció en Ferrería de Tule. A la sombra de esta bonanza se incrementó la industria hogareña de la fabricación de bolsas de ixtle, denominadas morrales, elaboradas por las clases sociales más humildes del poblado. La materia prima la extraían del mezcal silvestre que se denominaba lechuguilla.

Hacia 1825 pertenecía al 4° cantón de Sayula. En 1910, cuando Sayula se convirtió en el 11° cantón, Chiquilistlán siguió sujeto a él.

No se conoce el decreto que creó este municipio pero ya se le menciona como ayuntamiento en la Estadística de la Provincia de Guadalajara de fecha 1823.

 Personajes Ilustres   

Zenaido Michel Pimienta. Periodista y profesor

José Ramírez Flores. Profesor e historiador

Ramón Aguilar y Aguilar. Escritor

Cronología de Hechos Históricos   

1535 Fundación del poblado que hoy es la cabecera municipal.

1563 Abril 21. El virrey Luis de Velasco concede las tierras a los naturales.  

1563 Junio 6. Se dio la posesión de dichas tierras.  

1563 Agosto 12. Se expidió en "dos pliegos y dos planas blancas" los títulos respectivos.

1823 En la Estadística de la Provincia de Guadalajara ya se menciona a Chiquilistlán como ayuntamiento

1857 Marzo. Para esta fecha Chiquilistlán tiene ya categoría de municipio según consta en un decreto del Congreso Estatal.    

Escudo de Armas 

  Es un escudo de forma española y cuartelado en cruz. La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción representa el fervor religioso de los oriundos de este municipio.  

El cerro denominado “El Chiquilichi” es uno de los elementos característicos en el paisaje de esta municipalidad y simboliza el lugar donde, según investigaciones, se asentaron sus primeros pobladores desde antes de la conquista. En su cima se ubica una cruz de madera que es una de las que se veneran en la fiesta de la Santa Cruz, del día 3 de mayo de cada año, por los grupos de trabajadores de la construcción. 

El valle con vegetación y la tierra surcada por el uso de un tractor simbolizan a las actividades agrícolas como una de las principales ramas de la economía del municipio.

El libro abierto y el pergamino son una alegoría al estudio y la superación como pilares fundamentales en la formación de quienes habitan en el municipio de Chiquilistlán. El pergamino significa el premio al esfuerzo y el libro representa la cultura y el conocimiento que se transmite a través del estudio. 

La cabeza de bovino y la milpa de maíz simbolizan los principales productos que generan las actividades agropecuarias en el municipio.

El cesto de otate representa un producto característico de las actividades artesanales que se desarrollan en Chiquilistlán y que consiste en la elaboración de artículos para el uso en el hogar y en el campo hechos con los tallos de la planta de otate. Otras creaciones que elaboran los artesanos son huaraches, chiquihuites, artículos muy finos de ixtle, tapetes y fajos.  

La figura del pino alude a los bellos paisajes naturales que el municipio ofrece a sus habitantes y a quienes lo visitan, debido a que la mayor parte de su territorio está enclavado en la Meseta de Tapalpa que es una zona montañosa.  

El vocablo que ostenta la bordura, “Chiquilizintli”, representa el origen del nombre de Chiquilistlán que se interpreta como “lugar de cigarras”  y se deriva de las palabras “Chiquilizintli” (cigarra) y “tlán” (lugar).  

El yelmo, el airón y la banderola son elementos inspirados en el escudo representativo del Estado de Jalisco, y significan la defensa de los valores del municipio de Chiquilistlán. Los lambrequines en forma de follaje representan la majestuosidad de este pueblo.  

La tarea de diseñar y elaborar un escudo representativo del municipio se encomendó al señor José Pérez Suárez, Secretario y Síndico del Ayuntamiento 1986-1988. Desde el año de 1987 se ha utilizado como emblema de la municipalidad.